Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

Herramientas Personales

Navegación

Usted está aquí: Inicio / Fraude / Capítulo 6) La Agencia Antifraude Valenciana pide la censura de una entrevista

Capítulo 6) La Agencia Antifraude Valenciana pide la censura de una entrevista

Relato de la sorprendente petición de censura por parte de la Agencia Antifraude Valenciana a la Fundación Hay Derecho, saltándose a la brava numerosos principios legales sobre libertad de opinión (entre otros, la Constitución, art.20)

Todos sabemos que se considera a la libertad de opinión como un Derecho Fundamental, previsto en la Constitució, los estatutos de autonomía, la Carta de Derechos Fundamentales de la UE, el Convenio Europeo de los Derechos Humanos, y otras tantas legislaciones.

(Según la Constitución, sólo podría limitarse ese derecho a la libre opinión mediante sentencia judicial de forma excepcional).

Para garantizar ese derecho a la libre expresión, la legislación europea incluso prohibe expresamente la injerencia de autoridades públicas en esa materia. (Art. 11 Carta Derechos Fundamentales UE: "Toda persona tiene derecho a la libertad de expresión. Este derecho comprende la libertad de opinión y la libertad de recibir o comunicar informaciones o ideas sin que pueda haber injerencia de autoridades públicas")

Veamos a continuación un caso en que todo esto queda en agua de borrajas:

En septiembre de 2020 la Fundación madrileña Hay Derecho entrevistó a seis denunciantes de corrupción catalanes. Entre otros a mí (se puede ver el video en -ENTREVISTA-, arriba y a la izquierda de esta pantalla. Ahí está completa.).

La Fundación Hay Derecho publicó sin problema la entrevista íntegra en YouTube, junto a las de los otros cinco denunciantes. 

Pero al cabo de una semana surgió un problema.

Una pregunta que me había formulado la Fundación hacía presagiar el conflicto: "¿Cuál es la situación hoy en día de todo el proceso de su denuncia?"

Respuesta:

 "Actualmente esta denuncia la hemos presentado, entre cinco formadores y yo, entre una formadora vasca, un formador de Alicante, dos catalanas y otra andaluza, y yo, entre seis, hemos presentado el caso en la Agencia Antifraude Valenciana, pensando que quizá no lo iban a coger, porque quizá sólo se tengan que ceñir al territorio de la Comunidad Valenciana. Nos extrañó un poco, pero cogieron el caso."

La esperable siguiente pregunta fue (hacia el minuto 43 del video, textualmente):

"¿Está satisfecho, o no está satisfecho de cómo ha ido el curso de este proceso de denuncia?. Su valoración."

Ya había leído esta pregunta en el guión que la Fundación me había pasado.

No estaba satisfecho. Pero preveía problemas si iba a cuestionar a la incuestionable y modélica Agencia Antifraude Valenciana, sabiendo además que la Fundación Hay Derecho tenía vínculos con su director. 

La duda era si dar una opinión sincera a esa pregunta, o quizá mejor no disgustar y evitar problemas. Opté por lo primero.

Detallo la respuesta textual al final de este artículo.

Y sobrevino el problema: Al poco de publicarse el video de la entrevista, el director de la Agencia Antifraude Valenciana Joan Llinres,, disgustado con la respuesta, pidió a la Fundación Hay Derecho la eliminación, la censura de la misma.

La entrevistadora de Hay Derecho me informó del asunto con el siguiente mensaje:

"Buenos días Carlos, te escribo porque nos han llamado de la Agencia Valenciana Antrifraude por un tema un poco delicado. Han visto tu entrevista y nos han comentado que hay difamaciones contra una funcionaria de la agencia que no son ciertas y por lo tanto nos han pedido que retiraramos esa parte del video."

Les recordé que al final de los videos de las entrevistas y de los informes con las transcripciones ya indicaban que "Las opiniones expresadas por los autores son de su exclusiva responsabilidad". También les pedí que se mantuvieran neutrales, observándoles que si todas las personas y entidades cuestionadas en entrevistas a denunciantes pidieran la retirada de nuesto relato, nos quedábamos sin entrevista.

Uno de los cinco formadores arriba referidos presentó queja a la Fundación Hay Derecho por la censura de la respuesta. La contestación de la Fundación fue:

"Estamos estudiando la situación, ante la petición de la Agencia Antifraude Valenciana de omitir algunos pasajes de la entrevista que considera difamatorios. Le ruego entienda que este conflicto pone a la Fundación en una situación complicada, pues nosotros ni aspiramos a dirimir qué denunciante tiene razón en este conflicto ni tenemos los medios para hacerlo."

Al final sí dirimieron, sí. Optaron por no mantenerse neutrales. Accedieron a la petición del Director de la Antifraude Valenciana. Procedieron a eliminar la respuesta, tanto del video como del informe con las transcripciones de las entrevistas.

Sobre -difamación-:  difamar es "Divulgar algo negativo en contra del buen nombre, la fama y el honor de una persona; cuando lo divulgado es falso."

En este caso diría que la Agencia Valenciana introduce como pretexto el supuesto de la "difamación" para así hacer desaparecer una opinión desfavorable hacia ella.

Me preguntaron y respondí relatando unos hechos. Si no, que no hubieran preguntado. 

En concreto, respondí lo que aquí relaté en el Capítulo 1, sobre la actuación de un funcionario del Servef que luego fue incorporado como Jefe de Comunicación en la Antifraude Valenciana (Ver el artículo "Capítulo 1) Tú pásame las pruebas que has presentado a Fiscalía, yo lo hablo con la dirección del Servef y enseguida te llamo").

Si los de Hay Derecho y Joan Llinares esperaban que expresara mi satisfacción con la Agencia Antifraude Valenciana, y salgo diciendo todo lo contrario, pues la solución es: se elimina mi respuesta y santas pascuas.

Así, el informe resultante de las entrevistas a los seis denunciantes sale con falsas conclusiones, como la siguiente:
"Como hemos visto, los denunciantes valoran muy positivamente la actuación de la Agencia Antifraude Valenciana."(pag.61 del informe).

Sorprende esta conclusión, ya que tras escuchar las entrevistas del resto de denunciantes catalanes, todos reconocen no tener experiencia con la Agencia Valenciana, salvo yo, cuya respuesta se censura.

Con todo ello, el estudio (subvencionado para más inri por la Agencia de la Transparencia de Barcelona) pasa a ser un mero acto publicitario para la Agencia Antifraude Valenciana.

Chirría en todo esto lo que la Fundación Hay Derecho escribe en su informe sobre la Transparencia:   "La Transparencia es esencial para que la información esté a disposición de todos los ciudadanos, para poder exigir una adecuada rendición de cuentas."


A continuación la respuesta censurada (a pregunta directa: "¿Está satisfecho, o no está satisfecho de cómo ha ido el curso de este proceso de denuncia?. Su valoración."):

Yo personalmente estoy….bastante poco satisfecho, incluso bastante enojado. Porque es que se están dando situaciones que me están indignando hasta un punto….no sé, por ejemplo:
Te he dicho que el caso lo ha asumido la Agencia Antifraude Valenciana.
Pues resulta que la Agencia Antifraude Valenciana ha cogido desde el 1 de mayo de este año como Jefa de Comunicación a una funcionaria que durante 14 años ha estado trabajando en el Servef (Servicio Público Valenciano de Empleo y Formación) como responsable de comunicación.
Y ella atendió a un formador, cuya entrevista está grabada. Donde este formador le denuncia todo lo que te he explicado.
Hablándole del modus operandi de cómo lo hacen los centros para poder pagarles 17 en vez de 50 € la hora.
Explicándole que les obligan a falsificar facturas.
Explicándole que a otros, tras darles los 50 la hora, tienen que devolver luego 30, si no, no vuelven a trabajar.
Están todos amenazados y bajo coacción, haciéndoles cómplices.
Explicándole a esta jefa de Comunicación que los formadores se ven en la tesitura de que como han de facturar y presentar ante Hacienda estos ingresos falsos, luego Hacienda les reclama cantidades astronómicas por un dinero no cobrado.
Le explica por ejemplo que un formador percibió un año en teoría 130.000 € cuando en realidad sólo recibió 30.000, y ahora Hacienda, al haber gravado por 130.000, le está pidiendo 20.000 euros.
 Aquí hay un montón de delitos. Delito de desvío de fondos públicos, tipificado en el 308 del Código Penal, cuando se trata de dinero de la Unión Europea, delito fiscal.  Hay un montón de delitos en este tema.
Entonces vemos que esta Jefa de Comunicación le aseguró: “Tú envíame todas las pruebas que tengas, todos los correos electrónicos que tengas, porque yo lo hablaré con la Secretaria Autonómica de la Comunidad Valenciana para exponerle el caso, a ver qué hacemos, porque esto es gravísimo lo que me explicas.  Y enseguida te llamo”.
El formador le dijo: “Si quieres yo también voy a esta entrevista, para que vea que doy la cara y hay alguien físicamente”
“No, no, no hace falta que vengas. Tú envíame las pruebas a mi correo propio, y ya te diré algo enseguida. Confía en mí, porque yo soy muy justa”
Todo esto consta en grabación, eh?  
Esta grabación la tiene, es uno de los documentos probatorios que tiene la Agencia Valenciana Antifraude Es uno de los documentos probatorios que la Agencia ha presentado a la Audiencia Nacional  en Madrid, esta grabación.
Vale. Pues resulta que esta funcionaria que contactó con este formador, que a la vez era víctima de este grave fraude que explico, y que le aseguró que “enseguida le diría algo”,  y que “ella era muy justa”, ¡Pues resulta que CORTÓ TODA LA COMUNICACIÓN CON ESTE FORMADOR!. NUNCA MÁS SE SUPO DE ELLA.
Eso sí: tras haber recibido las pruebas que le pedía.
Y a día de hoy, todos los centros que este formador intentó denunciar al Servef, a través de esta funcionaria, ¡Pues siguen teniendo un montón de cursos aprobados, a día de hoy!!.   
Son unos 10 centros que vemos que siguen teniendo aprobaciones sin mayor problema.  
Entonces, yo diría que de alguna manera se confirma, una vez más, empalmando un poco con lo que había dicho antes, que los funcionarios que se ponen de perfil, o aún peor, que bloquean denuncias, ¡Pues que tienen premio! Se les premia con cargos superiores, y con sueldos superiores. Sueldos de dinero público.

Vemos que todo esto desmotiva bastante a formadores y denunciantes. Los denunciantes pierden su puesto de trabajo, lo pierden todo, y sin embargo los funcionarios consentidores, colaboradores con el fraude, ¡Pues tienen premio!
Y esto la verdad es que nos desmotiva muchísimo a los denunciantes.
Y por ejemplo decirte que este formador en concreto, que presentó esta denuncia, viendo esto, viendo que esta funcionaria ahora ocupa un cargo, como Jefa de Comunicación en la Agencia Antifraude Valenciana, a mí me ha comentado: “Yo a partir de esto lo dejo correr todo. Yo ya no quiero saber nada más después de 7 años intentando denunciar”

El siguiente capítulo tratará sobre la protesta de once denunciantes ante la censura aplicada.

Menú sección